Las Autoridades Municipales son las responsables de otorgar los permisos requeridos para la construcción de obras civiles. Al ser las torres obras civiles, le corresponde a los municipios autorizar los permisos de construcción.

La ASEP, previa la realización de una Consulta Pública, a través de la Resolución AN No. 2848-Telco de 5 de agosto de 2009, expidió la reglamentación que rige la instalación, operación y uso compartido de torres y/o estructuras que soportan antenas de telecomunicaciones. Dicha reglamentación entró en vigencia a partir del 24 de agosto de 2009.

Los criterios técnicos particulares establecidos en esta reglamentación deberán ser cumplidos por los concesionarios así como por los instaladores, en atención a la ubicación y al tipo de estructuras, garantizando la seguridad integral de la misma y de los equipos que se instalen, tanto en el suelo como en la propia estructura, protegiendo a las personas y sus bienes.

Los concesionarios e instaladores, interesados en construir torres o estructuras, deberán solicitar un Visto Bueno de la ASEP, a través del formulario correspondiente. Para evaluar cada solicitud la ASEP contará con un término de diez (10) días calendario.

Es importante destacar que el Visto Bueno emitido por la ASEP es requisito previo para obtener el Permiso de Construcción que se tramita ante las Autoridades Municipales, quienes deberán exigirlo antes de emitir sus respectivos permisos.

Junto con el formulario de solicitud de Visto Bueno los interesados deberán adjuntar los documentos que resumimos a continuación:

  • Documentación que le permita a la ASEP verificar que se realizaron las diligencias necesarias para el uso compartido de torres y/o estructuras, y las razones que impidieron la misma, siempre y cuando la instalación se realice sobre el área de torre.
  • Documento en donde el propietario manifiesta su intención de arrendar el lote en donde se realizará la instalación de la torre y/o estructura.
  • Declaración jurada bajo la gravedad de juramento que indique que el interesado ha realizado las verificaciones correspondientes y que su instalación cumple con las disposiciones dictadas para áreas de protección y normas especiales (medioambientales, áreas revertidas, patrimonio y conservación histórica y demás).
  • Documentación en donde conste la celebración de la consulta realizada con los moradores o personas que residan dentro de un radio de cien (100) metros, medidos desde el centro del área de torre. (Este requisito se encuentra con más detalle en la reglamentación).
    Informe de las mediciones de intensidad de campo eléctrico y magnético, donde resalte el valor máximo detectado, dentro del área de cobertura prevista a servir.
  • Diagrama a escala en donde se presente la ubicación de la torre, caseta y demás elementos a instalar así como las distancias medidas a sus líneas colindantes, coordenadas geográficas del sitio, tipo de torre y/o estructura, su altura y la superficie del área de torre medida en metros cuadrados, entre otros.

El «área de torre» ha sido definida en la reglamentación como el terreno destinado para la construcción e instalación de torres y/o estructuras que soportan antenas de telecomunicaciones.

Las instalaciones de antenas que se realicen en azoteas o en otras estructuras (postes de servicios públicos de electricidad, vallas publicitarias, faros, puentes, túneles, entre otros.) no requieren de Visto Bueno de la ASEP, no obstante, sí deben cumplir con el registro mediante formulario diseñado para tales efecto, así como el acatamiento de ciertos parámetros de instalación definidos en la reglamentación con más detalle.

Las antenas requeridas para la prestación de estos servicios emiten ondas no ionizantes que no producen daños a la salud de las personas ni de los animales.
Cuando las nuevas torres ya estén instaladas y empiecen las transmisiones la ASEP procederá con la medición de las radiaciones, tal como se ha realizado con las otras instalaciones, a fin de verificar que las mismas cumplen con los niveles máximos permitidos en la tabla adoptada en la Resolución AN No. 2848-Telco de 5 de agosto de 2009.

Los sistemas celulares y de PCS fueron diseñados para cubrir áreas extensas con transmisores de muy baja potencia, esto implica que deben instalar un mayor número de sitios y de radio estaciones bases para mantener las comunicaciones. Si se permitiera la instalación de antenas en áreas distantes a las zonas pobladas, tendrían que utilizar transmisores de mayor potencia, incrementando los niveles de radiación recomendados por los organismos internacionales con injerencia en estos temas.

En atención a que durante más de cincuenta (50) años los estudios realizados por la Comisión Internacional de Radiación No Ionizante (ICNIRP) no presentan evidencias sobre afectaciones a la salud, esta Autoridad considera viable la construcción de torres y antenas, siempre y cuando se cumpla con los niveles de precaución establecidos, recogidos en la Resolución AN No. 2848-Telco de 5 de agosto de 2009.

No existe disposición legal alguna en materia de telecomunicaciones que prohíba que en una misma comunidad se instalen varias torres. La reglamentación vigente obliga, como principio fundamental, que los concesionarios e instaladores compartan espacio en una misma torre y se evite la duplicidad innecesaria de infraestructura.

Los afectados pueden solicitar a las Autoridades Municipales correspondientes que se desmonten las torres siempre y cuando las mismas hayan sido instaladas contraviniendo la normativa vigente y si no cuentan con los permisos de construcción, entre otros.

En efecto, la ASEP, previo proceso sancionador, puede ordenar la remoción de las antenas y de cualquier equipo de telecomunicaciones, y en adición, imponer multas a quienes incumplan algún requisito establecido en la normativa que rige para esta materia.

Cada concesionaria cuenta con un diseño particular que implica una cantidad de torres, razón por la cual la cantidad de torres adicionales dependerá del despliegue que desee realizar cada empresa.

Ante esta Autoridad Reguladora no se ha elevado ninguna solicitud de instalación de antenas de transmisión celular, puesto que no lo exige la legislación en materia de telecomunicaciones. No obstante, los operadores de telefonía celular deben presentar en su diseño para el despliegue de su redes, los sitios con la ubicación y cantidad de las radio bases, incluyendo los sitios con sus coordenadas. Las cantidad de radios bases a instalar por los nuevos concesionarios de servicio móvil, no representan de ninguna forma, la misma cantidad de torres a instalar.

Esta materia es un asunto que debe contemplarse, si las partes así lo convienen de mutuo acuerdo, en los contratos de arrendamiento de torres que son suscritos bajo la tutela del derecho privado.

La interacción con la comunidad y el desarrollo de actividades informativas son relevantes. De hecho estas actividades informativas siguen siendo uno de los primordiales requisitos que exige la reglamentación actual.

El proceso de celebración de la consulta realizada con los moradores fue inclusive ampliado con la nueva reglamentación y entre los requisitos y nuevas obligaciones que se establecieron podemos mencionar:

Requisitos. Con el formulario de solicitud de Visto Bueno los interesados deberán adjuntar la siguiente información:

  • Documentación en donde conste la celebración de la consulta realizada con los moradores o personas que residan dentro de un radio de cien (100) metros, medidos desde el centro del área de torre. Los concesionarios o instaladores deberán adjuntar los documentos que se detallan a continuación:
    • Copia de la publicación del aviso en donde se invite a los moradores del Área interesada a participar en la celebración de la consulta y el propósito de la misma. Esta publicación deberá realizarse en dos (2) diarios de circulación nacional por dos (2) días consecutivos.
    • Copia de las volantes emitidas y distribuidas como recordatorio de la celebración de dicha consulta, cuyo contenido esté dirigido al desarrollo del mismo propósito.
    • Acta firmada por los moradores asistentes y por los representantes del concesionario o instalador, en donde conste el día, la hora, lugar, los puntos tratados, así como las incidencias y preocupaciones de los asistentes.
      En la consulta se deberán desarrollar como mínimo los siguientes puntos:

      • La necesidad de instalar la torre y/o estructura en el sitio seleccionado y sus beneficios.
      • Información sobre las emisiones electromagnéticas, características operativas del sistema a instalar y el estado actual de las emisiones en el área contrastadas con las predicciones del nuevo sistema, así como su relación con los límites máximos de exposición permitidos.
      • La propuesta del concesionario o instalador sobre el diseño de la torre y/o estructura tendiente a armonizar con el entorno.
      • Las buenas prácticas que se mantendrán durante la instalación, mantenimiento y operación de las torres y/o estructuras.